Oíd mortales: los sargentos psicodélicos

“I read the news today, oh boy”

With a little help for my friends”

La forma del disco (vinilo, cd) es la transposición al plano musical, lírico, conceptual de una época en la sociedad individualista emergida de la producción para el mercado. Con ello puede existir una relación de similitud entre la forma conceptual del disco y la relación cotidiana de la gente con los bienes y, por transitividad, de los seres humanos entre sí, en una sociedad que produce para el mercado.

La relación sana, de nosotros y de los bienes, es aquella en que la producción se encuentra controlada de manera consciente por el consumo futuro, por el carácter cualitativo de los objetos, por su “valor de uso”.

Por el contrario, lo que suele caracterizar la producción para el mercado es el alejamiento de esta relación de la consciencia de la gente, su minimización a la cosificación debido a la intervención de la realidad económica construida por esta forma de producción: “el valor de cambio”.

Leyendo un periódico electrónico, la noticia, el valor de cambio se me hizo presente, ¡un seminario pago! sobre este álbum.

La parodia, la carnavalización de la milicia me llega por manos de amigos. A continuación, solo, algunas migajas de pop maravilla para este mundo.

***

Hace cincuenta años hasta hoy

Inglaterra 1967, el disco Sgt. Pepper Lonely Hearts Club Band.

Es considerado a lo largo de la historia de la música como una de  las obras más ambiciosas de la cultura. La tapa del disco, no podía ser menos sencilla, ya que se trataría de la presentación de una gran obra musical que saldría a la venta en el momento de mayor popularidad de la banda: The Beatles. El resultado, trajo como consecuencia una de las portadas más imitadas en la historia de la música, y también una de las más conocidas y quizás la más admirada del repertorio de los Beatles, como también el crecimiento de una corriente de creatividad que a partir de esta obra se dieron a conocer grandes artistas plásticos y gráficos para el diseño de tapas de discos.

Esta portada es una combinación de fotografías y objetos, creados en un collage – instalación que consistió en formar más de 70 figuras representadas, ampliadas y pegadas en cartones, y luego recortadas y silueteadas en tamaño natural. Cada una de las filas de personalidades se separa por 15 cm. para lograr la sensación de profundidad.

En un ambiente convulsionado, efervescente y de luchas sociales esta tapa fue un aliento para la juventud de su época. En el marco de verano del amor, la utopía se entrelaza con la política generando una revolución en las mentes de aquella época.

En resumen, la portada de Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band se destacó también a pesar de lo excelente de la música y las letras del álbum. Desde su aparición en junio de 1967, diseñada por el artista plástico Peter Blake, con una estética psicodélica, lisérgica y hippie fue recibida y celebrada con gran alegría en ese momento. El octavo disco de los Beatles quedó en la memoria colectiva como un amplio catálogo de expresión de los años del movimiento hippie. No solo se convirtió en un producto masivo con fines de lucro, sino que significo una revolución contracultural de las mentes de aquella época. Tantos años después de su publicación todavía se puede quedar mirando esa tapa, y seguir descubriendo personajes y sus posibilidades de lectura e interpretación.

Con una ayudita de varios amigos

La imagen del disco nos muestra en el centro a los cuatro de Liverpool en su faceta psicodélica con llamativos trajes coloridos de sargento; a su izquierda en su aspecto antitético aparecen con sobrios trajes en blanco y negro. A su alrededor, adornado con flores de colores brillantes y un fondo celeste como el cielo, los acompañan setenta personajes reconocidos de la cultura de todos los tiempos. Al pie de la fotografía aparece en color rojo y formado por flores el nombre Beatles; también algunos objetos como: tres muñecas, cinco estatuillas, una pipa de agua, un enano de jardín, una tuba, un televisor, una serpiente de terciopelo y un parche de tambor con la inscripción del título del disco.

En los tres mensajes lingüísticos que aparecen en la fotografía para ser descifrados es necesario el conocimiento del idioma inglés. Sus soportes son el interior de un parche de tambor, una muñeca y la leyenda en la parte de debajo de la imagen. En el primero se da a conocer el nombre del disco Sgt Peppers lonley hearts club band, que su traducción es “La banda de los corazones solitarios del Sargento Pimienta”. A los Beatles se les ocurrió la idea de crear sus alter-egos para camuflar su identidad para que ellos descansen de la mirada pública y la “nueva” banda despistara y los liberara e hiciera el trabajo sucio. También podría asociarse que los corazones solitarios son el resto de los personajes que aparecen en la imagen y el sargento una entelequia irónica producto de efectos alucinógenos. El segundo mensaje asoma a la derecha de la imagen en el vestido de una muñeca de trapo de tamaño grande. A la misma altura que el primer mensaje pero al estar al costado se ve opacado por el resto de los objetos. Lo que se puede leer en la camiseta es “Welcome The Rolling Stone”s, una clara referencia a los “rivales” del mercado de la época. (Una falsa oposición por otro lado). Esto es un juego claro de opuestos, el imaginario del público creía que entre los Beatles y los Rolling Stones había una suerte de enemistad mutua. Eran ellos mismos (por cuestiones de marketing) sus opuestos. Los Beatles eran vistos como los chicos “buenos” y los Rolling Stones como los chicos “malos” de esa época. En la realidad no había algo más distante a eso. Este gesto por parte de los Beatles es otro significante de esta incitación a reformular ese pensamiento vigente.

El tercer mensaje lingüístico es el nombre de la banda: Beatles, con grandes letras formadas por flores rojas que no trasmite solamente el titulo de la agrupación sino también, la armonía en relación al movimiento de amor y paz que reinaba en el ambiente con las flores como símbolo bucólico que caracteriza a la naturaleza primordial; se identifica con el simbolismo de la infancia y en cierto modo con un estado idílico.

Si observamos la puesta en escena en primera instancia nos da la idea de diversidad en cuanto a culturas como símbolo de apertura. En su primera lectura, en el sentido denotado, podemos observar a los personajes como elemento característico. Estos identificados desde diferentes ámbitos como la literatura, el arte, la religión, el deporte, la música y la actuación. Junto con y diversos elementos que podrían representar a las sociedades de la época.

La aparición de estos personajes y objetos es clave para la mirada occidental que realizó una apertura de conciencia. Este período de florecimiento fue lo que produjo todo el movimiento de la psicodelia y la pluralidad cultural. En esta creación artística, observamos el encuentro entre varias culturas. Haciendo un análisis estético, hay que tener en cuenta que hay una cultura etnocentrista que son los Beatles y la del relativismo cultural que son los demás personajes que aparecen de fondo.

Los Beatles así crearon tanto la posibilidad de una nación imaginaria internacional como la emergencia de una nueva.  La portada  traduce y engloba desde Londres y crea un paradigma en sí mismo y recrea el paradigma Beatle.

Con Sgt. Pepper el rock inauguró un espacio intermedio que acerco a lo más selecto del pensamiento a la cultura de masas. Eso es la convivencia de Carl Gustav Junn y Marlon Brando en la misma tapa.

Al costado izquierdo de los Beatles personificados como sargentos en el centro de la imagen, encontramos unos Beatles de la primera época, en formato de muñecos de cera. Este par y su contraste parecen tener un gran significado ya que potencia la idea de la aparición de sus alter egos. La diferencia es evidente, por un lado tenemos a los cuatro de trajes oscuros, impávidos y rígidos; y por el otro, en el centro del encuadre, un medio utilizado para exaltar y jerarquizar lo más importante, encontramos a cuatro Beatles de con ropas de estilo militar, hechas de telas brillantes y coloridas que llaman poderosamente la atención; instrumentos en mano, con una apariencia personal muy diferente en el pelo y en los bigotes, demostrando el paso del tiempo y que ya eran mayores; liberados de la “beatlemanía”.

Esto parece querer simbolizar el crecimiento de toda una generación, no solo de los integrantes del grupo. El que estén ubicados en el centro de la fotografía y rodeados por todos estos elementos y personajes importantes de diferentes disciplinas, dan la idea de que el crecimiento de ellos fue en muchos campos distintos (literario, artístico, de pensamiento, de popularidad, etc.). Pasaron a ser parte de una cultura, de una contracultura, importantes dentro de un nuevo paradigma. Ellos como sujetos, a través de este proceso que los lleva a convertirse en constructores de un mundo subjetivo, se están construyendo a sí mismos.

Esta composición se puede dividir claramente en tres partes: el lugar más importante es la primera fila; luego las siguientes tres y cuatro líneas de personajes; y la parte inferior de la composición construida por objetos. Teniendo en cuenta que todos los elementos son integrados y relacionados con los otros en la estructura compositiva.

Los personajes están como en una unidad debido a la manera en la que las figuras están acomodadas tan amontonadas unas con otras. Se ven como si fuesen el público que asiste a este evento, que están acompañando a los Beatles o la banda de Sgt. Pepper en este caso. Como grupo, nos demuestran una selección particular por personajes icónicos y formadores de la cultura moderna. Formadores del paradigma en el que los Beatles se encuentran inmersos y al que ellos quieren pertenecer aportando lo suyo con su obra de Sgt. Pepper.

En la parte inferior de la imagen fotográfica, encontramos el candelabro mexicano, la muñeca hindú de cuatro brazos, la pipa de agua para tabaco. Son objetos de orden espiritual o religioso que sugiere la iniciación hacia una nueva vida no occidental del hombre y conectarse a su propio camino para elaborar su propia subjetividad trascendental. La presencia de una televisión pequeña, da cuenta de este medio como formador de cultura de masas. Y que mejor elemento doméstico que una televisión en el año 67, influenciando en la cultura moderna. Estos detalles, junto con los personajes, se subordinan a las figuras de los Beatles, que son los elementos protagónicos. No compiten con ellos, pero a su vez, la figura de los Beatles necesita de estos elementos ya que esta dialéctica entre ellos genera la fuerza expresiva de la obra.

Un día en la vida

¿Cambio la tapa de Sgt. Pepper Lonely Hearts Club Band la mirada hacia la cultura popular?

Mientras que la portada del álbum simboliza la contracultura, en términos de significación llegó en el momento adecuado. Era algo extraño, raro pero enormemente popular, hasta el día de hoy. Fue un disco que junto con la tapa que lo acompaño marcaba una época y la resumía. Poco después, tres años más precisamente el sueño había terminado, pero no todos los sueños de los jóvenes que sintieron en él una transformación de la contemplación al mundo en el que vivían.

La conjunción de personajes y símbolos que aparecen en la imagen revolucionaron en términos de estética e intereses artísticos. Modificaron y crearon un impacto en una sociedad ansiosa de cambios y utopías. En este periodo de experimentación fue un fenómeno sociocultural que abarco a las siguientes generaciones inculcando la búsqueda de nuevas propuestas sin inhibición ni ataduras.

La mirada inclaudicable hacia esa representación de ideales quedó impregnada en el pasar de los años, en donde todavía se ve en homenajes e influencias de artistas que se inspiraron de aquella instantánea psicodélica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.