Surfeando por el gigantesco mar de Internet

Una de las herramientas más utilizadas en la actualidad es Internet; es usada por todo tipo de personas, de diferente género, raza, creencia, clase social y edad. Se consulta para estudiar, informarse, entretenerse y socializar. El buscador por excelencia que nos permite abrirnos al mundo es Google. Su disponibilidad de 24 horas, los 365 días al año nos permiten conectarnos en cualquier momento y lugar, charlar con personas que están del otro lado del planeta y enterarnos de todas las noticias y novedad del mundo al instante. Ahora bien, todo esto resulta fantástico, pero ¿quién nos garantiza que todo lo que nos brinda este tan amable buscador es fiable?, ¿quién controla o descontrola ese flujo de información?, ¿toda la información está contenida en este servidor?, ¿qué hay más allá de él?.

Un poco de historia

Internet apareció a finales de 1995 de la mano de ARPANET (serie de ordenadores establecidos por empresa ARPA a partir de 1969) con aproximadamente 16.000 millones de usuarios y que a los 10 años de vida llegó a tener 1.000 millones de usuarios. Todo lo que pasa en el mundo y principalmente en nuestra vida, (actividades sociales, políticas, económicas y culturales),  pasa por Internet y están marcadas en el ciberespacio.

Por medio de Internet todos los seres humanos logramos estar más cerca unos de otros, creando desde vínculos afectivos hasta comerciales. Una de las ventajas que tienen las redes es la flexibilidad y la adaptabilidad a un mundo tan cambiante como al rápido avance de la tecnología. La sociedad en sí misma es una red global, pero eso no garantiza que todos los individuos, o todas las sociedades participen de esa red. Es más, las sociedades que no participan de ella pueden llegar a sufrir consecuencias como la exclusión a nivel económico y cultural.

Internet modificó todo, desde trabajos hasta relaciones. Por ejemplo se sustituyó el correo con carta, por el correo electrónico; ir al cine, por mirar series; llamar por teléfono por tener una video llamada. A nivel comercial también se ha modificado bastante; las editoriales y los medios de prensa se están adaptando y ya muchas publicaciones, revistas e incluso libros ya no son impresos, sino que se consiguen en formato digital.

Luego del surgimiento de la telefonía inalámbrica Internet permitió brindar acceso ilimitado y logró darle independencia al sujeto. Ya no se necesita estar sentado frente a la computadora o con una Laptop a cuestas, sino que ahora desde un pequeño dispositivo (como celulares, relojes pulsera y hasta lentes inteligentes), el individuo puede moverse y estar conectado con todo el mundo.

Los primeros en adaptarse a internet y hacerla parte de su vida fueron lo jóvenes, la adaptaron a sus necesidades, la modificaron, inventan nuevos usos y hasta nuevos lenguajes. Un ejemplo muy reciente de esta adaptación fue el  “boom” de las Apps (aplicaciones), estas surgieron para facilitar la vida de los usuarios. Existen miles y los servicios que brindan son muy variados, desde entretenimientos a servicios más profesionales. Las Apps más populares son las de redes sociales (como Facebook, Instagram, Tweeter), de pedido de comida (por ejemplo en Uruguay está Pedidos Ya!)  y de solicitud transporte (como Uber o Easy Taxi). La mayoría de las App son creadas por jóvenes programadores.

¿Qué y quién es Google?

Google (principal subsidiaria de Alphabet Inc.) es una compañía multinacional de Estados Unidos fundada en el 1996 por Larry Page y Sergey Brin y se especializa en la producción de servicios de internet. Google comenzó simplemente como un trabajo académico para la Universidad de Stanford pero en muy poco tiempo se convirtió en una de las herramientas más utilizadas en el mundo.

Su nombre se debe a que los creadores usaron el término matemático “gúgol”, que se refiere al número 10 elevado a la potencia de 100, en referencia a su objetivo de organizar la enorme cantidad de información en la web.

El producto más importante que ofrece Google es el motor de búsqueda de contenidos web, también denominado “buscador de Google”. Entre los tantos servicios que ofrece este servidor se encuentra Gmail (plataforma de correo electrónico), Google Map / Street View / Earth (sistema de localización satelital), Youtube (plataforma con contenidos multimedia), Google Play (tienda online de aplicaciones electrónicas), Linux y Android (sistemas operativos de computadoras, tablets o smartphones) Social Google+ (red social) y otros tantos servicios como traductor, portales de noticias, plataformas para la descarga de libros, y en estos últimos años se está especializando en productos tangibles como lentes de realidad virtual (Google Glass) y autos autónomos inteligentes.

Google cuenta con más de un millón de servidores y es capaz de procesar más de 1000 millones de peticiones en su motor de búsqueda por día. Es considerado el lugar más visitado en el mundo entero.

Un dato curioso es que Google es reconocido y utilizado en el mundo entero pero es únicamente en el continente americano donde tiene tanta hegemonía. En otros países, como China, el buscador predilecto es Baidu; y la empresa Google ha sido muy criticada por tener prácticas de censura de Internet para lograr expandirse y también ha sido “multada” por la infracción de no reconocer derechos de autor.

La sede central de Google se encuentra en Mountain View, California, EE.UU y es denominada “Googleplex”. Su infraestructura está compuesta por varios centros de datos que

distribución Redhat del sistema operativo GNU/Linux (sistema operativo libre de multiplataformas / multi-usuarios / multi-tareas). Luego a lo ancho del globo se ubican distintos centros más pequeños que con esa misma tecnología permite al servidor funcionar con la eficiencia que lo hace día a día.

Google obtuvo su prestigio gracias a su buscador web, o más conocido como “buscador de Google”. Es el motor de búsqueda más usado en la web y tiene millones de consultas a diario.

 ¿Hay información más allá de Google?

Aunque no parezca posible Google solo llega a ocupar aproximadamente un 10 % del espacio que internet tiene. A los lugares que el buscador no llega o que no son conocidos se los denomina como “internet profunda o Deep Web”. Esta internet “profunda” existe a causa que los buscadores (como Google) nos son capaces de encontrar o indexar gran parte de la información que está en la web.  En ese submundo se dice que se puede llegar a encontrar sicarios, redes de pornografía, de tráfico de personas, ventas de armas o de todo tipo de cosas ilegales. Pero también se pueden encontrar informaciones secretas de los gobiernos, como lo fue el famoso caso de Wikileaks, donde en soldado, Bradley Manning, llegó a filtrar al portal del ‘hacker’ y activista Julian Assange más de 700.000 archivos confidenciales.

Según el portal Huffingtonpost.es los contenidos de esta deep web pueden ser de dos tipos:

En primer lugar, están los sites y foros a los que se accede por invitación y están protegidos por contraseñas y sistemas de cifrado. Por otro lado, está la red TOR, siglas de The Onion Router, donde la información está más pública, pero donde se preserva sobre todo la identidad y los datos de navegación del usuario que accede a la página. Tú entras, pero nadie se entera.”

Pero este tipo de buscador permite también que personas perseguidas ideológicamente o periodistas envíen información o notas a otros lugares que son controlados y censurados por los gobiernos de turno.

En la internet profunda es donde quedan todos los datos de todas las operaciones que se realizan de manera online como los datos de tarjetas de créditos, transacciones, todos los números que aparecen o no en guías telefónicas, todo los datos que se buscan, los cookies.

   ¿Por qué no es bueno que se monopolice la información?

El monopolio en ninguna de sus facetas es bueno pero en materia de información es aún peor. Los responsables de evitar que Google no monopolice la búsqueda de información son los propios usuarios. Si bien Google es el buscador con mayor penetración del mercado, 96.35 % según datos de la investigación de la firma StatCounter. Existen otros tipos de buscadores conocidos como Bing (propiedad de Microsoft) o Yahoo! que los usuarios pueden utilizar para navegar. También existen otros buscadores  que contienen información más específica de los países donde son creados como por ejemplo el buscador francés Qwant.

El gigante asiático China tiene su propio buscador, Baidu, pero para dominarlo lo importante es conocer el idioma mandarín.

Aquí les dejo una lista de buscadores en los que pueden navegar:

Yahoo! es la empresa con sede en Estados Unidos que además del portal de internet, un directorio web y una serie de servicios tales como el  correo electrónico Yahoo!

Bing, de la firma Microsoft, tiene un diseño parecido al de Google y una de las ventajas es el control parental que tiene, fácil de configurar para restringir el acceso que tienen los niños en internet.

Yippy Search tiene la ventaja de combinar varios motores de búsqueda con el objetivos de obtener resultados colectivos y además los permite separar en sub-búsquedas, ya sea búsqueda por fuentes o temáticas. Una desventaja de este portal es que no ofrece funciones tan atractivas como la selección de imágenes, noticias y videos.

También tenemos el buscador Ecosia es considerado el buscador “ambiental” ya que casi el 80 % de lo recaudado por publicidad se invierte en la plantación de árboles en distintos países. En la misma línea de buscadores ecologistas tenemos a Goodsearch es muy similar a Ecosia pero utiliza el motor de búsqueda de Yahoo pero lo recaudado por publicidad es distribuido entre distintas asociaciones caritativas de diversas partes del mundo. Algo interesante es que el usuario puede elegir la ONG que va a recibir el dinero.

Después tenemos otros buscadores como Qwan, de origen francés que nos da los resultados ya ordenados por categorías por ejemplo,  imágenes, noticias, videos y hasta música.

También tenemos buscadores que están muy interesados en mantener la privacidad de los usuarios en las búsquedas como StartPage By Ixquick donde no se el IP desde el cual se accede a internet, tiene una alta puntuación de cifrado SSL y cuenta con varias certificaciones vinculadas a la industria de la privacidad. Es considerado como el buscador  más confidencial del mundo.

El DuckDuckGo es otro que protege la privacidad de los usuarios no permitiendo que la información sobre sus usuarios no se comparta ni guarda, ni tampoco acerca del historial de búsqueda. DuckDuckGo tampoco cuenta con publicidad, algo que muchos usuarios prefieren hoy en día.

Pero el buscador considerado el más peligroso del mundo es Shodan que permite la búsqueda  de direcciones HTTP conectadas a internet, muchas de las cuales pertenecen a la internet profunda y no salen en las búsquedas de Google. Puede localizar cualquier dispositivo que sea visible en la red,  desde cámaras web hasta sistemas de circuito cerrado de televisión. La parte peligrosa es que todos estos dispositivos se encuentran conectados sin que sus dueños sean conscientes de los riesgos, según informa el artículo “Buscadores: más allá de Google”, de la página www.cromo.com.uy.

¿Qué tan importante es aparecer en los primeros 10 puestos del buscador de Google? ¿quién dispone ese orden?

Cuando nos conectamos a internet y ponemos una palabra para buscar en Google, con el fin de  asesorarnos acerca de un determinado tema, al dar “enter”, enseguida nos aparecen un montón de páginas o links que hablan de esa temática. Elegimos abrir la primera página para ver de qué se trata el tema. Si la fuente es conocida o respaldada por alguna institución reconocida, ya nos quedamos tranquilos y seguramente, si estamos apurados, no sigamos viendo las otras opciones. En el caso de querer saber más, seguramente miremos las siguientes 5 o hasta 10 páginas que nos presente Google. Pero allí, en esa selección, se encuentra  el posicionamiento que el buscador le permite tener a cada página , en la cual no siempre esas 10 primeras páginas primeras tienen información fidedigna, sino que a veces esas primera decena de páginas pertenecen a personas o empresas que pueden pagar el costo que les permite estar en ese lugar.

Es en ese momento en que podemos confundir la veracidad de la página, porque por ejemplo en la mayoría de los temas que uno busca, la primer página que sale es la de la enciclopedia Wikipedia. Si bien este portal es también uno de los más consultados, no siempre la información que brinda es correcta ya que cualquier usuario puede corregir o modificar el texto de ella. Pero pese a esto, muchos usuarios se quedan con estas primeras opciones.

No siempre es fácil saber si un contenido que buscamos en la web es fidedigno, y más sabiendo que internet es la principal fuente de información y que casi todo está depositado en ella. No solamente es usada por estudiantes por estudiantes y profesionales, sino que incluso personas que como abuelos o amas de casas, googlean cosas ya sea para entretenerse, o instruirse.Así como cualquier persona está apta para buscar material, cualquiera también está apta para subir contenidos.

En definitiva, tanto Internet como Google parecen no presentar límites y su avance no respeta fronteras, idiomas, edades, clases ni razas. Parece que nos enfrentamos a un nuevo paradigma, el paradigma tecnológico y este no va a dejar de sorprendernos, solo esperemos que su fin último sea tratar de encontrarnos, de unirnos y de organizarnos cada vez mejor como sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.